“No hablé con el gobernador Juan Manzur, él debe estar muy enojado conmigo y yo lo entiendo”

Yo tomé la decisión que el corazón me indicaba y hoy estoy tranquilo por eso. Los gobernadores están entre la espada y la pared, tienen que seguir gobernando y es complicado decidir para ellos.

José Orellana
Diputado Nacional